miércoles, 31 de julio de 2013

RAID por hardware, RAID por software (softraid) y RAID híbrido (fakeraid)

Muchas veces cometemos el error de terminar pensando que un sistema RAID es igual tanto en un servidor como en un ordenador como en un NAS, por este motivo vamos a ver los diferentes tipos de implementación del RAID (no tipología: RAID 0, 1, 5, 10...) en los que podemos montar un RAID y la diferencias/similitudes entre cada tipo:


RAID por hardware

Este el RAID que encontraremos en servidores y cabinas de altas prestaciones (EMC2, SAN...), son sistemas montados gracias a controladoras o tarjetas dedicadas a gestionar el RAID por sí mismas, con sus propios procesadores y memoria lo que alivia trabajo de CPU para el sistema que hace de servidor de datos. Un RAID por hardware lo podemos encontrar para discos SATA, SAS o SCSI, éste último cada vez menos utilizado.

Por lógica este sistema de implementación es el más fiable, más rápido y por lo tanto notablemente más caro, de ahí que casi seguro puedes descartar que el RAID que tengas montado en tu ordenador o NAS trabaje con este sistema, ya que hablamos de miles de euros de coste.

En los modos de trabajo de RAID 0, 1 y 10 este tipo de RAID no aporta grandes ventajas frente otros sistemas puesto que las tarjetas no realizan grandes tareas de offload para el sistema.


RAID por Software o Softraid

Es el propio sistema operativo quien monta crea, monta y gestiona todo el RAID sobre una serie de discos físicos. Es el propio S.O. quien marca las particiones a usar del RAID para luego crear el dispositivo virtual y permitir el trabajar con éste espacio. 

El inconveniente de este sistema es la dedicación de recursos del servidor para toda tarea relacionada con el RAID, pero en cambio goza de la ventaja de ser un sistema fiable, casi tanto como un RAID por hardware. En el tema que nos ocupa, los NAS, la gran mayoría de fabricantes como Synology, QNAP, Thecus, etc suelen funcionar con este tipo de sistemas para las gamas SOHO y PYMEs (concretamente con Linux / mdadm), de ahí por ejemplo que si tu NAS esté realizado transferencias de archivos importante notes el resto de procesos se ralentizan como la carga de CPU aumenta considerablemente, de ahí las apreciables diferencias de trabajar con equipos dotados de CPU ARM, Freescale de doble núcleo o sistemas duales Intel Atom.

A diferencia del RAID por hardware nos encontramos que es mucho más fácil llevarnos los discos con RAID a otros servidores puesto que sólo requiere que tengan en común el S.O. o almenos que sea compatible.


RAID híbrido o Fakeraid

Como indica su nombre es un RAID falso, nos lo encontramos de forma frecuente en ordenadores de consumo medio que cuentan con una controladora de discos capacitada para realizar este tipo de RAIDs, y consiste básicamente en la agrupación simulada de los discos como tales para que el sistema operativo al arrancar piense que efectivamente se trata de tal agrupación de discos. La idea "imita" al funcionamiento de los RAIDs por hardware pero con unos recursos bastante más limitados y que por lógica no pueden compararse en resultados, de hecho este tipo de emparejamientos de discos suele ser el menos fiable de los diferentes métodos y si buscamos por foros veremos múltiples problemas relacionados a la pérdida del RAID montado bajo este sistema.

La ventaja es que el sistema operativo ve montado el RAID en el mismo momento que arranca, pero eso no evita que los recursos de gestión sean de la propia CPU y RAM del sistema. Además si movemos el raid a otro equipo muchas veces nos encontramos con problemas de compatibilidad entre controladoras así que es conveniente antes asegurar que no tendremos problemas entre diferentes ordenadores.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More